Google+Amigos

viernes, 21 de marzo de 2014

El Redentor




Después de tánto amor
de mostrar bondad y compasion
millas y millas peregrinar
llevando el mensaje, el señor...

...En él se practico
la inquina,la envidia, y la traición
todo sentimiento maldito
"Entretanto ofrendaba salvación"

A cada páso, primavera,
Palabra de remanso,consolación.
Benditas las cosas 
que recibieron tu sombra,
tíre la primera piedra
el libre de pecado,
así diste al condenado,
tu amorosa proteccion

Jerusalén ciudad dorada
ciudad amalgama
como rey lo recibiste
¡Al que viene hosanna!
...Y la espalda le diste.
El Jordán entristece,
el agua de tu bautizo,
en tu heridas brota,
igual te lloran los olivos

De rodillas -cási caminándo,
pero con endereza.
Atravesándo tu cálvario
te agovia la tristeza,
predicando libremente a diario
te apresén con víleza
cuál ladrón ordinario

Y de réy te véstimos,
cétro, de dúlce caña,
en tu testa corona de espinos, 
Latigazos que al alma arañan
 ¡Y nos tuviste lástima!

Tús rodillas ya peladas,
-son tus caidas
-causa  no, el peso de tu cruz
pésadas, te son, las almas perdidas
que divagan sin luz

Escalera real
asciendes a tu trono
-Donde abriste los brazos
queriendo el mundo abrigar
-Clavos traspasan tus manos
con estruendosos martillazos

hilachas de tu nucleo, 
desgarradas
Tu vista de rojo teñida
alcanza a ver los muros
que guardan las veredas
 que caminaste en mejor vida
y pronto seran destruidas

No comprendimos
que tu reino no forjarias
a filo de lanza y espadas
con buenas nuevas que traias
reinarias las almas necesitadas

La vida así obsequió,
ladrones y asesinos 
Transgresores que nunca conocio
fue amor y paz 
y no lo comprendimos